Itinerario por: Extasis de Santa Teresa, obras de Bernini y Borromini

Ruta por Roma, día 4

El 4º día partimos de la Plaza de la República, ya que se accede fácilmente debido a la línea de metro.

Ver mapa más grande


(A) Lo primero que vamos a ver va a ser las Termas de Diocleciano. Fueron construidas por el Emperador Diocleciano en el 305 d.C, y fueron los baños termales más importantes del Imperio Romano. En la actualidad alberga la Iglesia de Santa María de los Ángeles y los Mártires que el Papa Pio IV ordenó construir a Miguel Ángel.
Llama la atención por varios motivos:
– La impresionante altura de las naves.
– Los retablos que se encuentran a cada uno de los extremos de las naves laterales, no están construidas en mármol como pudiéramos pensar. Están pintados en la pared.
– Hay restos de estudios de astronomía, como medían las épocas del año, la rotación de los planetas. (Hay que fijarse en el suelo, y en un pequeño orificio de la pared por donde entra el sol y marca coordenadas)

(B)El siguiente punto va a ser Santa María de la Victoria. Aquí entre otras cosas, vamos a poder ver la famosísima obra del Extasis de Santa Teresa y la Capilla Cornaro de G. Lorenzo Bernini. Este lugar corresponde a uno de los del Código da Vinci.

(C) Bajamos por la Via de 20 de settembre hasta la Iglesia de San Carlos de las cuatro Fuentes. No tiene pérdida, ya que en el cruce vamos a ver cuatro fuentes, una en cada esquina. Es una joya del Barroco.

(D) Un poquito más adelante nos encontramos con San Andrés del Quirinal, esta corresponde a Bernini

Hay que decir, que entre Bernini y Borromini hubo una guerra constante, mientras vivieron, por ver cuál de los dos era mejor arquitecto y escultor. Borromini fue discípulo de Bernini, pero pronto trató de seguir su propio estilo. Cuando uno hacía una obra grandiosa, el otro le contestaba con otra aún de formas más novedosas. Esto lo vemos por ejemplo entre las iglesias de San Carlos de las cuatro Fuentes y San Andrés del Quirinal, ambas son de plantas circulares, pero con formas totalmente distintas, jugando con el movimiento, como era propio en el Barroco.

También vemos enfrentamiento en la Plaza Navona, primero fue Borromini quien construyo la Iglesia de Santa Inés, y pocos años después Bernini le planta delante de la iglesia la Fuente de los Cuatro ríos. Podría seguir enumerando, pero con estos dos ejemplos creo que es suficiente para que se entiendan las disputas.


(E) No queda más remedio que retroceder unos pasos para poder admirar el Palacio Barberini, una obra de Bernini. A aquellos que vieran la película de Vacaciones en Roma les sonará por que fue allí donde se alojaba la princesa protagonizada por Audrey Hepburn. Actualmente es una galería de Arte.

(F) Seguimos bajando la calle y llegamos a la Plaza Barberini. Aquí podremos ver 2 fuentes de Bernini: una en medio de la plaza La Fontana del Triton y otra en el cruce con la famosa Via Veneto: La fuente del Api, una concha de vieira que tiene un montón de abejas. (En muchas obras de Bernini vamos a ver abejas, en todas las que veamos abejas Bernini quiso dejar plasmado que fueron encargos del Papa Urbano VIII que pertenecía a la familia Barberini y las abejas eran el símbolo de su escudo.

(G) Sin duda esta calle es una de las más famosas y elegantes de Roma. Muchos también la recordaremos gracias a Marcello Mastroianni en La Dolce Vita. Terrazas y hoteles lujosos y bares más modernos como el Hard Rock Cafe. Un poco de ánimo, es de las pocas calles que no me han quedado más remedio que ponerlas cuesta arriba en los itinerarios.

(H) El que quiera que continúe hasta arriba de todo, yo he puesto ese giro a la izquierda en la Via Lombardia, pero podeis hacerlo por la anterior. La finalidad es llegar hasta la Iglesia de Trinita di Monti y despés bajar la escalinata de la Plaza de España.

En esta zona hay varias obras importantes: Palacio de Propaganda Fide (Bernini), Embajada Española ante la Santa Sede, La Barcaza (Pietro Bernini, padre de G.Lorenzo Bernini)

(I) Después de disfrutar de estos lugares propongo continuar por la Via Condotti. Aquí podremos ver los comercios de marca y aquellos que se lo puedan permitir hacer sus compras.

En esta calle se encuentra el Antico Caffe Greco, se dice que es la cafetería más antigua del mundo. Cuidado si te sientas, los precios son bastante elevados, pero no así en barra.

(J) Vamos ahora a ver una obra de Bernini, el busto de Gabriel de Fonseca, y se encuentra en la Iglesia de Lorenzo in Lucina.

(K) Ahora propongo caminar por la Via del Corso hasta la Plaza Colonna, donde aparte de la Columna de Marco Aurelio está el Palacio Chigi de Bernini y actual sede del Consejo de Ministros

(L) Si continuamos nos encontramos con el Palacio del Motecitorio, también obra de Bernini

(M) Seguimos por la misma calle pegados al palacio. La auténtica excusa de este final de ruta no es otro que llegar a Giolitti y tomar un riquismo helado, que para final de ruta no nos vendrá nada mal.


Imágenes del itinerario: